Se trata de una costumbre que nació como alternativa al tabaquismo y se instaló en los jovenes que lo hacen por diversión y la preocupación